El eterno retorno

Karen Paba

Estudiante de Filosofía

«¿Cómo te sentirías si un día o una noche un demonio se deslizara furtivamente en tu más honda soledad y te dijera: “Esta vida, tal como la vives ahora y como la has vivido, deberás volverla a vivir una e innumerables veces más. Y no habrá en ella nunca nada nuevo, sino que cada dolor y cada placer, cada pensamiento y cada suspiro y todo lo indeciblemente pequeño y grande de tu vida deberá volver a ti, y todo en el mismo orden y la misma secuencia?»

Nietzsche, F.La Gaya Ciencia, 341. El peso más pesado. 1986

Recuerdas por un instante esa mítica figura del Uroboro. Aquel símbolo que es representado como una serpiente o dragón que se come su propia cola formando un círculo con su cuerpo.  Simboliza el ciclo eterno de las cosas, por un lado, el esfuerzo eterno, por otro, un esfuerzo inútil, no importa lo que se haga siempre va a terminar sucediendo lo mismo. Una serpiente que simboliza una lucha eterna, la naturaleza cíclica de las cosas y hasta la representación de la vida misma. Todo aquello que a pesar de los impedimentos y obstáculos, siempre vuelve a repetir su ciclo. Y piensas: todo lo que ya ocurrió va a volver a ocurrir, no sólo los actos, sino también los pensamientos, los sentimientos, lo que decimos.

Nietzsche manifiesta este pensamiento del eterno retorno en el parágrafo 341 de La Gaya Ciencia(2003) y, posteriormente, en el capítulo De la visión y enigma de Así habló Zaratustra(1970). Según la tesis del filósofo, todo va a repetirse un número infinito de veces. Un pensamiento que no sigue ni el sentido trascendente del tiempo lineal judeo-cristiano, ni  una circularidad del tiempo. Por el contrario, es el fin de todo pensamiento con propósito trascendente (como el del juicio final). Sin embargo, el eterno retorno no es una concepción del tiempo, podría, más bien, interpretarse como una concepción ética.

El pensamiento de Nietzsche nos permite pensar sobre el modo en el que nos relacionamos con lo que hacemos y cómo lo asumimos. La metáfora del eterno retorno la podemos entender como la metáfora de Dios. ¿Si hubiese un ser superior que estuviese mirando el interior de tu conciencia pensarías en robar o en deshonrar a tus padres? Responderías no. Pero no hace falta que Dios exista. Pues no hay que esperar a aquel ser para hacer el bien. La metáfora del eterno retorno es lo mismo, un experimento mental. No se está hablando de reencarnaciones, ni de ciclos infinitos como el hinduismo sino de una prueba para la vida y la existencia.

El eterno retorno es el pensamiento más profundo de Nietzsche. Nos facilita reflexionar sobre la vida de una manera diferente; la fugacidad del nacimiento, el desarrollo y la muerte. Para el filósofo, la repetición de lo mismo no termina siendo lo mismo, sino que, en últimas, cada instante es único y eterno, y que en este se encuentra el sentido de la existencia. No vivimos una y mil veces más por eso nos toca afrontar este instante que nunca volverá. Cada momento de nuestras vidas debe tener su sentido. Sin embargo, se pensará, sólo el que es feliz querrá repetir su vida puesto que nadie querrá volver a sentir dolor, angustias y males. Pero, en este sentido, no ves a la felicidad como posibilidad sino como una necesidad.Entonces, el resentimiento con la vida sería en realidad la incapacidad de asumirla plenamente. Es decir, aceptar todo lo que fue, todo lo que hicimos y hemos querido que así sea. El instante mismo no es el transcurso del pasado al futuro, más bien es nuestro tiempo eterno.

Entonces, ¿harías lo mismo? ¿Serías hincha del mismo equipo de fútbol? ¿Votarías por los mismos? ¿Te enamorarías de la misma persona? ¿Estudiarías lo mismo? ¿Elegirías una vida más dionisíaca que una apolínea?Esta vida tal cual la estás viviendo ahora, deberás vivirla mil y una vez más. Te pregunto: «¿Quieres esto otra vez e innumerables veces más? »

 

Fuentes

Nietzsche, F. (1970). Así́ habló Zaratustra(Edición no abreviada ed.). De la visión y enigma. Barcelona: EDAF.

Nietzsche, F. (2003). La Gaya Ciencia, §341.Obras inmortales. Barcelona: Edicomunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s