Despertar

Daniela Zuluaga
Estudiante de Literatura

¿Dónde estarán mis pies?

¿Dónde mi cabeza?

Se me perdió el cuerpo todo,

el cuerpo todo se volvió una bola.

.

Estoy sumergida;

respiro y el aire es aceite.

Me pesa,

me asfixia,

me ciega.

.

Ayer, hoy, no existen.

¿Es que he estado por siempre aquí?

La luz se ha ido,

las horas no llegan.

Ansío sentir que alguien viene,

no pasa nada.

.

Recuerdo lo que era antes,

antes de ser sólo carne.

Estábamos, tu y yo, juntas, contentas;

nuestro cuerpo lleno de burbujas.

Reíamos y salíamos flotando;

Llegábamos a las alturas.

.

¿Y, hoy, dónde estás?

Ana, ¿dónde estás?

Mis ojos te sienten cerca.

Creo oír tu respiración fuerte.

Ana, escucha mi queja.

¡Acércate, sálvame,

ven!

.

Me tocas y aparezco.

Tu mano toca mi espalda, la agita.

Te siento, me siento;

viene el dolor.

Siento mis pies, mi cabeza.

Me arden.

Me arde todo.

Dentro y fuera.

.

El tiempo se derrama ahora todo.

Me inunda.

Siento el peso de lo que soy.

La rabia se me acumula toda.

Hierve toda en un mismo punto.

.

Agarro tu mano, Ana.

Juro que no la suelto.


El grupo Las Troyanas surgió como una iniciativa estudiantil con el fin de hacerle frente a la necesidad de poner en contacto a los estudiantes de la Universidad de los Andes con la realidad nacional desde diferentes puntos de vista, pero sobre todo desde el punto de vista del quehacer literario. El grupo decidió enfocarse en la violencia sexual en el conflicto armado en Colombia y en reescribir las denuncias de las víctimas de dicho delito proponiendo diferentes estrategias narrativas que buscaran distanciarse del formato del testimonio usado en los informes del Centro de Memoria Histórica y de las testificaciones usadas en las denuncias judiciales. Esto con el fin de que los testimonios de las mujeres víctimas, por lo general impactantes y crudos en cuanto a los hechos que relatan, puedan ser leídos sin generar el impacto y rechazo que en ocasiones pueden generar en las personas y, en tal medida, inviten al lector para que entre en contacto con las historias de esas mujeres.

Adicional a lo anterior, la reescritura de los testimonios también pretende, en su búsqueda por narrar de formas alternativas la violencia sexual, invitar a la reflexión sobre otros elementos que son intrínsecos a ella pero que por lo general son dejados de lado u omitidos porque no son tan evidentes o impactantes como el mismo hecho de la violación, tales como: el silencio que guarda la víctima como resultado del estigma social, el uso de la violencia sexual como instrumento político, la complicidad entre la comunidad de la víctima y el victimario, por poner algunos ejemplos. En tal medida, a la par que el grupo busca poner en contacto a los estudiantes de los Andes con la realidad nacionalidad, también busca generar espacios donde los testimonios de las víctimas sean conocidos y, a partir de ello, se genere una discusión y reflexión sobre la violencia sexual en nuestro país.

https://www.facebook.com/troyanasuniandes/

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s